Yo tenía un blog en Internet

Meryl Streep cuando hacía con que tenía una granja en África.

Meryl Streep cuando hacía con que tenía una granja en África.

Una de mis películas favoritas hace alusiones continuas a Memorias de África. Por ejemplo a esa mítica frase inicial: “Yo tenía una granja en África“. Me gusta tanto que hasta quería hacer una tesis sobre ella. Aunque resulta que hacer lo que nos gustaría no siempre es fácil…

En unos días participo en una cosilla literaria y en el evento feisbuquero hay una mini biografía de una servidora en la que aparece el enlace a este pequeño espacio migrañoide. Parece ser que eso ha hecho que hoy haya un pico curiosote de visitas. Ay, qué clase de escritora tarda meses en actualizar un blog que encima habla de crear. Qué van a pensar estos lectores de mí. Así que, para que no parezca que paso del tema, hoy me he lanzado a hacer una de esas entradas de justificación.

Yo tenía un blog en Internet, al pie de mi página de marcadores. Hablaba de migraña y de creación y me divertía descubrir lo que daba de sí el tema. Me sentía mejor, hasta tenía la sensación de que me dolía menos la cabeza. Lo que pasa es que después vino el momento de buscar trabajo, porque hay que vivir, y empecé a colaborar en revistas y en blogs y en eventos varios. Y además encontré trabajo. Y además la vida es más que trabajar y hacer colaboraciones en cosas culturales entre migraña y migraña. Total, que como a tantos y a tantas bloguers, llegó para mí el fatídico día en que actualizar mi sitio se convirtió en misión imposible. Y eso no puede ser, que todavía tengo en mente unas pocas de entradas que mezclan el dolor de cabeza con cosas interesantes. De verdad, no es un farol. Prometo que algún día, poco a poco, os lo iré contando.

Pero de momento, voy a encender la lampara de mesa que está junto al libraco gordo recién abierto y a ponerme un whisky o algo parecido. Buenas noches, queridos seres migrañoides y no migrañoides. Hasta prontico.

Anuncios

Una respuesta a “Yo tenía un blog en Internet

  1. Muy buenas, y felicidades por la cantidad de cosas variadas que no te permiten prestarle a tu blog la atención necesaria, felicidades por las ideas que te permiten continuar haciéndolo cada vez que puedes y por las ganas de seguir haciéndolo.
    Te entiendo, pues yo también pasé y estoy pasando por una etapa un poco así. Pero estoy luchando por estar de vuelta. Así que a mantenerse en las trincheras con aplomo.

    Un saludo. Y nos leemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow hemicranea on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: